Diez alimentos desaconsejados para el bebé
29 septiembre, 2016
Consejos para que tu hijo tenga una boca saludable
29 septiembre, 2016

Curvas de Crecimiento: ¿Qué son y qué nos dicen?

Las curvas de crecimiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta los 6 años son utilizadas por el Ministerio de Salud y la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) desde el año 2007 y muestran como se espera que crezca un niño sano. Las mediciones se realizaron en seis países diferentes y se estudiaron a chicos sin limitantes medioambientales que recibían lactancia materna y cuyas madres no habían fumado.

A partir de los 6 años se siguen utilizando las curvas de crecimiento pero construidas con mediciones de niños argentinos.

 

¿Qué información nos brindan las mediciones?

Pesar y medir un chico regularmente nos ayuda a saber si el chico está creciendo como se espera para su edad. También nos ayuda a saber si el chico podría tener algún problema que afecte su crecimiento.

 

¿Por qué usamos curvas de crecimiento?

Al graficar el crecimiento de un chico en una curva podemos ver si está siguiendo el patrón esperado para su edad y género, es decir, si se encuentra dentro de los parámetros normales. Por ejemplo, si su hijo está en el percentil 25 significa que en un grupo de 100 niños -del mismo género y edad, ordenados de menor a mayor estatura- su pequeño probablemente se va a encontrar en el número 25, por lo que 75 niños van a ser más altos y 24 van a ser o más bajos, o van a tener la misma estatura que él. Cualquiera de los valores de peso y estatura que estén dentro de la curva son considerados normales.

Si el patrón de crecimiento de un niño le parece fuera de lo normal a su pediatra de cabecera, él es quien decidirá cómo proseguir: si es necesario controlar el crecimiento más frecuentemente, evaluar su alimentación o investigar otras causas que puedan estar afectándolo.

 

Mi hijo no está siendo amamantado, ¿se puede seguir su crecimiento con estas tablas?

Estas curvas muestran como un chico alimentado a pecho crece, si es sano y si no hay otros problemas. Si usted usa fórmula puede saber si su hijo crece de la misma manera que un pequeño alimentado a pecho.

 

¿Con que frecuencia debería controlar el peso de mi hijo? 

Luego de los primeros días de vida su bebé solo necesita ser pesado cuando concurra a los controles de salud. Se recomienda que un niño no sea pesado más de una vez por mes entre las 2 semanas y los 6 meses de edad; cada dos meses hasta el año de edad; y cada tres meses después del año. Los tiempos entre los controles son más espaciados en niños de mayor edad porque crecen más lentamente.

 

Mi hijo estaba creciendo en un percentil y actualmente se encuentra más cerca de la línea siguiente, ¿es eso normal?

Es normal que los puntos que grafican el peso de su hijo se corran un poco para arriba o abajo o se muevan gradualmente desde un percentil al siguiente.

 

Mi hijo estuvo enfermo y perdió algo de peso, ¿qué debo hacer?

Los niños habitualmente pierden peso cuando están enfermos. Una vez que su hijo se recupere de la enfermedad, debe retornar a su peso original en el lapso de 2 ó 3 semanas. Si esto no sucede deberá consultarlo con su pediatra.

 

¿Quién debe graficar los datos de peso o longitud corporal de mi hijo?

Es importante graficar de forma exacta los datos de peso y longitud corporal porque cualquier error puede cambiar la curva de crecimiento del niño y aparentar que tiene un problema cuando en realidad no lo tiene, o indicar que crece normalmente y no es así. Por ello quien lo realice debe estar entrenado para hacer la lectura correcta.

 

¿Cómo sé si mi hijo tiene sobrepeso? 

Después de los 2 años de edad -utilizando los datos de peso y estatura- se puede calcular el índice de masa corporal (IMC). Si el IMC indica que su hijo está con sobrepeso u obesidad podrá charlar con su pediatra sobre los cambios alimentarios y actividad física que se pueden implementar para alcanzar un buen estado nutricional.

 

(C) Sociedad Argentina de Pediatría